Imágenes:   1.- https://aulataurinadegranada.blogspot.com.es/2014/07/mas-prospectos-un-

                            domingo-n-la-tarde.html (última visita 15/04/2017).

                      2.- http://www.cineflixer.com/catalogo-clarovideo.html?page=83&option=&coun-

                            try=&buscatexto=&filtro_catalogo=-MEXICO&rango_inicial=1900&rango_final=

                            2015&categorias=Todas&filtro_suscriptores=&filtro_subtitulosdfxp=  (Última  vi-

                            sita 15/04/2017).

Título original:   Un domingo en la tarde

Año:                   1939

Duración:           100 min.

País:                   México

Director:            Rafael E. Portas

Guión:               Joaquín Pablos, Alfonso Patiño Gómez, Rafael E. Portas.

Música:             Manuel Castro Padilla

Fotografía:       Agustín Martínez Solares, Gilberto Martínez Solares

Reparto:           Carmen Hermosillo,  Alonso Sordo Noriega, Lorenzo Garza, Alfredo Varela,  Paulina

                           Azcoitia,  Miguel Arenas, Pedro  Martín  Caro,  Leandro  Alpuente,  Flora  Martínez,

                           Roberto Banquells

Montaje:            Joseph Noriega

Género:             Drama

Sinopsis:            Ante el impacto de la presencia española que cada vez se dejaba sentir más en el

                           país, entre 1938 y 1939 el cine mexicano comenzó a  explotar  dicho  tema,  pri-

                           mero a través de  películas  sustentadas  en  historias  por demás convencionales

                           pero que, de manera más o menos enfática,  subrayaban  la inmigración hispana

                           debida sobre todo a causas económicas y profesionales. Así, en  Un  domingo en

                           la tarde (Rafael E. Portas, 1938) correspondía al provinciano y bonachón herrero

                           español, encarnado por el también exiliado alicantino Miguel  Arenas,  descubrir  y

                           alentar las capacidades tauromáquicas de su joven empleado mexicano (el  tore-

                           ro Lorenzo Garza), ello mientras Fumaba puro y decía frases que en  el  fondo  a-

                           valaban un eterno agradecimiento al país que  le  había  permitido hacer modesta

                           fortuna.

Fuente:              https://revistas.uam.es/secuencias/article/view/4107/4384 (última  visita  15/04/

                           2017.

UA-21500815-2