No nos da tregua César Gómez López, por fortuna, en esta visita donde tantas paradas son obligadas y ya no sólo para detenernos en los panteones colectivos de las asociaciones de naturales del territorio peninsular sino, incluso, deteniéndonos en el resto de los nichos y panteones los apellidos nos remiten a esa faceta de la emigración marcada por el triunfo y que pretenderá dejar constancia de sus éxitos en la monumentalidad de las obras en las que habrán de reposar, reposan en muchos casos, sus restos; claro está que sin olvidarnos de los tan conocidos versos del poeta de Jorque Manrique: "Nuestras vidas son los ríos / que van a dar en el mar / qué es el morir: / allí van los señoríos / derechos a se acabar / y consumir; / allí, los ríos caudales / allí, los otros, medianos / y más chicos; / allegados, son iguales / los que biven (sic.) por sus manos / y los ricos" (Fuente: http://www.rae.es/sites/default/files/Coplas_a_la_muerte_de_su_padre.pdf). En esta ocasión nos detenemos a contemplar el Lugo cubano de la mano de la "Juventud de Baleira y su comarca" y para conocer más a fondo la situación, la conservación, al menos para el año 1998 en que se editaba dicha obra, del edificio funerario recurrimos a la obra "Presencia eterna de gallegos en la Habana" obra editada por la Xunta de Galicia y coordinada por Guillermo Cardelle Zamora de donde entresacamos:


                      "El Panteón, construido en 1937, de mampostería y mármol, comprende ocho bóvedas útiles -hay otras tres en desuso a causa de los con tramarcos- y dos Osarios, uno general y otro común. Están dividida en  su centro por tres escalones.Al fondo, hay una pared en forma de cruz en la que figura el nombre de la Sociedad. Justo en el centro de la misma, en un hueco de mármol y cristal, estaba instalada una Virgen de la Caridad del Cobre que ha sido robada.

 

                       Hace unos dos años que se ha hecho cargo de la Sociedad, como Presidente, el jóven Don Julio Gallo, quien manifiesta que no ha sabido establecer relaciones con el Concello de Baleira, a pesar de que le gustaría conseguirlo.

 

Estado de conservación

 

                       Regular. Por imperiosa necesidad hubo de procederse a una exhumación masiva en 1997  y por ello se despegaron los contramarcos en los que se apoyan tres de las bóvedas, quedando fuera de uso. En algunas hay grietas que filtran agua al sótano en el que está el Osario.

 

Obras a realizar

 

                        Reposición de los contramarcos de las bóvedas que no pueden usarse. Reparar las grietas y evitar las filtraciones. Revocar y pintar las paredes del sótano. Arreglo de los marcos del osario común. Reponer cubiertas de osarios y los marcos de la mampostería. No es posible presupuestar el costo.   

                    Fuente:         http://studylib.es/doc/7546056/presencia-eterna-de-gallegos-en-la-habana

UA-21500815-2